19/1/16

Aurora Ruá

Después de una parada, continuamos conociendo a personas dedicadas a la Literatura Infantil y Juvenil.

En esta ocasión conocemos a la escritora valenciana Aurora Ruá, que compagina su faceta de escritora con la de librera (Alas, espacio creativo).
La conocimos a través del video que realizo en el homenaje a Guridisimpática y alocada, conocemos un poco más de ella:


1.    Nos podría hablar un poco de sus últimos libros.
 Este año pasado se han publicado tres de mis textos: “Un cuento y 23 sonrisas”, con La Guarida Ediciones, y “El señor del castillo” y “Estación Central”, con Canica Books.


El primero es un texto, con estructura de cuento clásico, que gira en torno a la risa, a la parte positiva de la vida y que sirve de pretexto para dar pié a veintitantas versiones maravillosas de la Gioconda realizadas por diferentes ilustradores, que han aportado su particular versión de la obra. El resultado es un libro ilustrado de gran belleza, que creo no tiene edad, estoy segura puede gustar tanto a un niño como a un adulto.


“El señor del castillo” es un álbum ilustrado para niños más pequeños, y un álbum ilustrado en sentido estricto, es decir, el texto y las imágenes se complementan, de manera que no se entiende el uno sin las otras. Hay dos historias paralelas: por un lado, la que sucede en realidad, que se refleja en las imágenes, y por otro, la que sucede en la imaginación del niño protagonista, que es la que se lee en el texto. En este proyecto me acompaña el genial Guridi, con esas ilustraciones suyas tan sencillas (o aparentemente sencillas) y tan expresivas.


El tercer libro es “Estación Central”, en este caso, una historia de amores y desamores que transcurre en una estación de tren. Las ilustraciones las pone en esta ocasión Julio Antonio Blasco y son también fabulosas, con esa frescura y ese punto de humor que aporta siempre Julio.

2. Esa Lili o Señor del Castillo, ¿surge a través de vivencias propias, un día en la estación de tren, otro en la playa…?
Hay de todo. Las ideas surgen de los sitios más insospechados, algo que ves, algo que oyes contar… “Los coleccionistas de vidrio”, por ejemplo, surgieron de una simple foto en una revista.
El caso de “Estación Central”, en particular, sí está basado en una escena real: Se me ocurrió un día, esperando al tren en una estación, al ver al dependiente de una tienda que intentaba llamar la atención de la camarera de la cafetería de al lado, con muy poca fortuna, el pobre… Ella ponía cara de querer asesinarlo, jaja… Así que la historia real está algo transformada y dulcificada.

3.    Que proyecto podremos ver suyo próximamente.
Para este año tengo un par de proyectos en marcha, con La Guarida Ediciones: un álbum ilustrado, de nuevo con Guridi, titulado “Álvaro Saltarín” y un libro más extenso, para lectores de entre 10-12 años, “Cuaderno de lo Extraordinario”, con ilustraciones de la argentina Eugenia Nobati. Y otro más, para finales de año, con la editorial La Fragatina, titulado “La librería perdida”.

4.    Sabemos que además de escritora tiene una bella librería.
¿Es fuente de inspiración? ¿Surgió antes la faceta de escritora o de librera?

La de escritora es anterior y no recuerdo cuándo surgió, creo que me ha acompañado siempre. La de librera, en cambio, es eventual y producto de la crisis. Decidí montar el negocio cuando me quedé sin trabajo, aventurándome con una actividad totalmente distinta a la que venía realizando y que no era hasta la fecha sino un hobby.
Se trata de una librería especializada en libro ilustrado, y en ese sentido, sí, claro que es fuente de inspiración estar rodeada de tantas obras y de tanta calidad, literaria y artística. Aunque también da un poco de miedito ver el listón tan alto.

5.    Nos podría recomendar un libro y por qué.
Uf… Pregunta difícil, hay tantos… Supongo que te refieres a libro infantil, y por mencionar uno que ha llamado mi atención últimamente, “Salvaje” de Emily Hughes, tanto por las ilustraciones, que son una delicia, como por la historia y su mensaje. Y esa frase final del libro, que me parece un cierre magistral.



6.    Déjenos una pregunta (``llamativa´´) para un autor o ilustrador, que realizaremos en nuestra próxima entrevistas.
¿”Llamativa”? Bueno, no sé si “llamativa”, pero sí la más obvia:

“¿Por qué haces esto, insensato? ¿Por qué, eh, a ver…? ¿Por qué no te hiciste médico o notario como tan sabiamente te aconsejaba tu padre?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario