27/4/14

Día del Libro

El 23 de Abril se celebra el Día del Libro, y por tal motivo celebramos el Sábado 26 de Abril a las 12:00 h. CuentaCuentos, un taller de manualidades y conoceremos la Historia del Libro.



Nuestra CuentaCuentos Anna eligió 2 fabuloso libros para este especial día:
La caja de los botones







Aprendimos un poco sobre la Historia del Libro, que os dejamos a continuación:

Los primeros libros constipan en planchas de barro que contenían caracteres o dibujos incidimos con un punzón. Los utilizaron los pueblos de Mesopotamia. Más próximos a los libros actuales eran los rollos de los egipcios, griegos y romanos, compuestos por largas tiras de papiro (un material parecido al papel que se extraía de los juncos del río Nilo) que se enrollaban alrededor de un palo de madera. Se escribían con una pluma de junco, en columnas y por una sola cara, se podía leer desplegando el rollo. Las tiras más largas de papiro que se conocen son de 40,5 metros.

Los escribas (o escribientes) se dedicaban a copiarlos o a escribirlos al dictado, y los rollos solían protegerse con telas y llevar una etiqueta con el nombre del autor.

Atenas, Alejandria y Roma eran grandes centros de producción de libros, y los exportaban a todo el mundo conocido en la antigüedad.

Sin embargo, el copiado a mano era lento y costoso, por lo que sólo los templos y algunas personas ricas o poderosas podían poseerlos, y la mayor parte de los conocimientos se transmitían oralmente, por medio de la repetición y la memorización. Aunque los papiros eran baratos, fáciles de confeccionar y constituían una excelente superficie para la escritura, resultaban muy frágiles, en clima húmedos, se desintegraban en menos de cien años. Por esta razón, gran parte de la literatura y del resto de material escrito de la antigüedad se ha perdido de un modo irreversible. El pergamino y algunos materiales derivados de las pieles secas de animales no presentan tantos problemas de conservación como los papiros. Los utilizaron los persas, los hebreos y otros pueblos.

Los primeros códices:
El siglo IV se tiende a sustituir los incomodos rollos por códices (en latín libro), antecedente directo de los actuales libros. El códice era utilizado por los griegos y los romanos para registros contables o como libro escolar, consistía en un cuadernillo de hojas rayadas hechas de madera cubierta de cera, se podia escribir sobre él con algo afilado y borrarlo después, si era necesario.
Entre las tabletas de madera se insertaban, a veces, hojas adicionales de pergamino. Fue aumentando formando cuadernillos, que se reunían entre dos planchas de madera y se ataban con correas, fueron muy utilizados en los comienzos de la liturgia cristiana.

Libros impresos:
En el S. VI a.C., en China ya se imprimían textos utilizando pequeños bloques de madera con caracteres incisos, pero se necesitaba mucho tiempo para grabar cada bloque, y se podía utilizar para una sola obra.
En Europa, se comenzó a imprimir trabajos a partir de bloques de madera en la edad media, solían ser obras religiosas, con grandes ilustraciones y escaso texto.

Libros del renacimiento:
En el S. XV se dieron dos innovaciones tecnológicas que revolucionaron la producción de libros en Europa.
Una fue el papel, cuya confección aprendieron los europeos de los pueblos musulmanes (que, a su ves, lo habían aprendido de China). La otra fue los tipos de imprenta móviles de metal, que habían inventado ellos mismos. Fue el alemán Johann Gutenberg quien inventó la imprenta basada en los tipos móviles de metal, y publico en 1456 el primer libro, la Biblia de Gutenberg.
Estos avances tecnológicos simplificaron la producción de libros, y por tanto, accesibles a una parte considerable de la población. Al mismo tiempo, la alfabetización creció enormemente, en el S. XVI, tanto el número de obras como el número de copias de cada obra aumentó de un modo espectacular.

La imprenta llegó muy pronto a España, el primer libro impreso en español fue el Sinodal de Aguilafuerte,


No hay comentarios:

Publicar un comentario