14/6/12

Edu Flores


Hoy conocemos a Edu Flores: ilustrador, profesor de la Escuela de Bellas Artes y uno de los editores de la editorial Apila.
Conozcamos más sobre sus trabajos, sus proyectos y lo que nos podemos encontrar en su editorial:


1. Nos habla un poco de sus trabajos publicados.
Hasta la fecha he realizado ocho álbumes ilustrados y algún que otro trabajo de tipo institucional. Siempre en la órbita del público infantil.

2. Nos podría adelantar que trabajos suyos podremos contemplar en un futuro.
Estoy terminando un nuevo álbum que estará publicado a comienzos de 2013. Permítanme no dar muchas pistas al respecto ya que no puedo desvelar ni su título ni su contenido. Pero sí puedo anticipar que se trata de un trabajo muy personal y que estilísticamente tiene mucho que ver con mi último álbum: “El pájaro de las dos jaulas”. No obstante he querido cambiar el registro del álbum anterior, en el que primaba una ambientación de derroche colorista, justificado por la naturaleza y los animales, por una atmósfera más intimista y urbana. Estoy muy ilusionado con este proyecto.


3. Usted es uno de los socios y creadores de Apila Ediciones. Nos podría hablar un poco de como surgió la idea de crear la editorial, los inicios,...
Hay diferentes razones por las que iniciamos esta aventura. Algunas las hemos ido descubriendo por el camino. Al principio quise publicar un cuento que tenía acabado: “Willi, el perro casi verde”. Acudí a una editorial y enseguida me di cuenta de lo difícil que iba a resultar. Reflexioné y decidí no pasar por el “casting” y autoeditarlo. Raquel Garrido y Ramón Aguirre me propusieron participar en esa edición y allí surgió la idea de crear una editorial en la que poder forjar las historias que nos gustaban desde Zaragoza, ciudad en la que hay una excelente cantera de ilustradores y de escritores. Además, al ser profesores en la Escuela de Arte, nos propusimos ayudar a ilustradores nóveles dándoles la oportunidad de editar su primer trabajo profesional. Asimismo, la editorial nos ha permitido conocer el mundo de la edición desde todos los puntos de vista: la gestación y creación del producto gráfico-literario, su digitalización y maquetación, la impresión y, por último, su distribución y venta, sin duda la parte más ardua de todo el proceso. Ni que decir tiene que todos estos conocimientos nos sirven en nuestra labor docente y que gracias a ellos podemos presumir de transmitir a nuestros alumnos una información precisa y actualizada del mundo profesional. Así contribuimos a unir ambas orillas, la docente y la profesional.


 4. Y sin duda alguna nos podría hablar de algunos de los libros editados por Apila Ediciones.
Hasta el momento hemos publicado 21 títulos. “Willi, el perro casi verde” resultó un éxito de ventas y fue determinante en cimentar económicamente nuestro despegue como editorial. Nuestro ritmo de edición es de unos cuatro álbumes al año. En esos cuatro trabajos intentamos mantener una línea editorial firme, combinando autores noveles y autores profesionales. Como ilustradores noveles que se han estrenado en nuestra editorial hay que destacar a Leticia Martínez y su “Taro el pescador”, álbum que antes fue proyecto de fin de carrera en los estudios del ciclo de Ilustración de la Escuela de Arte, y que mereció el Premio Extraordinario al mejor proyecto del curso 2010-11. “San Jorge y el Dragón” de David Guirao y Daniel Nesquens y “Cinco músicos en el quinto pino” de Alberto Gamón, son ejemplos de nuestra apuesta por autores aragoneses con una dilatada trayectoria profesional.


 5. Usted también es profesor en una Escuela de Arte. ¿Cómo ves el futuro del libro ilustrado; tanto por los jóvenes ilustradores de un futuro, como por el mercado del libro actual?
Yo soy muy optimista e intento transmitir ese optimismo a mis alumnos. La amenaza del libro digital no creo que afecte a los ilustradores, es más, considero que puede ser una oportunidad para que las cosas cambien a favor de los que inventan y en detrimento de los que distribuyen y comercian. El sistema establecido de venta en depósito es muy pernicioso ya que prima el vértigo de la novedad por la novedad, por lo que se producen muchas obras, pero la cara oculta es que el rendimiento de cada título es efímero ya que la presión de la siguiente novedad hace que apenas duren en las librerías. 

6. Nos recomienda un libro de Literatura Infantil o Juvenil y por qué.
Es complicado destacar un título pero hablaré del último que he comprado: “El cuento del carpintero”, de Iban Barrenetxea. Se trata de un ejemplo claro de un álbum bien hecho. Para mí, un álbum es como una canción: letra, melodía e interpretación. En el caso de un cuento la letra es el texto, la melodía es la estética gráfica y la interpretación es la adaptación correcta del estilo del ilustrador a la esencia del cuento. En este caso las tres características se unen en un todo perfecto. Hay un buen texto, algo que a veces se descuida, que hace que cuando terminas de leerlo todo se cierre y no quede ninguna duda de que la historia se ha terminado. La imagen es fantástica, con unas ilustraciones muy cuidadas, llenas de detalles que hacen que la segunda y tercera lectura sean muy enriquecedoras. Y la interpretación es genial, ya que el autor lleva la historia siguiendo un patrón repetitivo muy efectivo y transmite una atmósfera que nos transporta a esos belicosos primeros años del siglo XX. No cuento la historia para que compren el libro. Queremos dar la enhorabuena al autor y a A buen paso, sus editores.


7. ¿Qué le preguntaría a su ilustrador favorito?
Su forma de trabajar. La manera con la que se enfrenta a una ilustración. Sus métodos, los pasos que sigue, el material que utiliza  etc… Aspectos técnicos de los que aprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario