18/7/11

Darabuc

Hoy entrevistamos a Gonzalo García, conocido como Darabuc. Es escritor y traductor, le apasiona la literatura infantil y juvenil y álbum ilustrado. Un autor entre la tradición oral y las nuevas tecnologías.
Os dejamos con su entrevista:


1. Háblenos de sus últimos libros editados.
¿Tres han de ser?, ilustrado por Fátima Afonso y publicado por OQO, adapta la sugerente historia de Los tres maridos. Me atraía introducir a la madre, a una madre actual; y relacionar a los personajes, que en la tradición no tienen relieve, con mitos de nuestra cultura, que nos hablan de sueños e ilusiones, y también de la muerte. Se trata de Ícaro, Lázaro y Fausto. 
El Libro de las mandangas, que obtuvo un segundo premio en el concurso de poesía infantil Luna de Aire, recoge poemas de humor, absurdo y sinsentido, donde prima la creatividad lingüística, además de una sección de nanas y caricias para bebés. 




2. ¿En qué trabajos y obras está trabajando para un futuro?
Libro de Notas está a punto de publicar Libro de Brun, una novela en verso, muy breve e intimista, sobre una niña y su amistad con una familia de inmigrantes del este. Me ilusiona cruzar géneros (como el verso y la novela) y el libro los cruza también porque, aunque se podrá comprar en papel, se edita principalmente en la red. Aparte, pronto empezaré a trabajar en dos álbumes ilustrados, uno de ellos, editado también para sordos. Uno surge de la tradición popular, otro busca esencialmente el humor. 



3. Usted le da mucha importancia a la narración oral: cuentistas, cuentacuentos y cuenteros. ¿Qué valor tiene para usted la tradición oral?
Para mí tiene un gran valor. Cuenta lo que somos, porque cuenta de dónde venimos. Es la historia viva de nuestra sociedad. Nos gusta creernos muy modernos, pero en realidad, nuestro hoy lo tiene casi todo en común con el pasado, a mi modo de ver. Por otro lado, literariamente, la tradición popular conserva lo mejor y más eficaz de la literatura directa, la que no está protegida por el canon académico (y que no siempre se lee con placer). Es una gran escuela de escritura, por lo tanto, y sus materiales son ideales para la animación a la lectura. La riqueza lingüística de la oralidad es extraordinaria, ahí la lengua bulle con gran vivacidad. Y contiene el germen de una sociedad democrática: todos alrededor del fuego, escuchando, pensando, hablando en nuestro turno. Nada de esto significa que debamos limitarnos a reproducir la tradición, claro. Para mí, lo divertido es partir de ella, jugar con ella, usarla para buscar nuestra propia voz e identificación social y ética. 



4. Usted también realiza talleres y cursos. ¿Qué mensajes y valores realiza en estas actividades? Háblenos de su trabajo.
Con lo que más disfruto es con las visitas a las escuelas. Lo que yo pretendo transmitir es lo que me mueve: la pasión por la lectura, los cuentos y la poesía. Afortunadamente es contagioso y como los niños multiplican tu pasión por la suya propia, todos lo disfrutamos en grande. Ese es el objetivo. Así de simple, así de ambicioso. Potenciar el amor por los libros en quien ya disfruta de ellos, descubrírselo a quien no. Cuando he podido hacerlo con adultos, como moderador de un club de lectura, lo he disfrutado igual. 



5. Posee usted un gran blog. ¿Qué papel representan las nuevas tecnologías para la literatura infantil?, ¿por qué el nombre «Darabuc»?
Quizá lo principal es que pone muchos más materiales a disposición de los mediadores (madres y padres, maestros, bibliotecarios, animadores) y, además, crea redes de diálogo entre los propios mediadores, que comparten iniciativas y contrastan resultados. En esos tres grandes grupos hay gente que se esfuerza muchísimo por encontrar vías de transmitir amor por el libro y, entre la paja de internet, hay también mucho grano sabroso.

En cuanto al nombre, es un anagrama de un tambor magrebí, la darbuca (darbouka, dumbec), que se toca con manos y dedos y puede desarrollar un refinamiento rítmico extraordinario. Si yo tuviera que elegir una sola clave de la poesía, desde luego que no optaría por la rima, pero tampoco por la imagen sola. Desde mi punto de vista personal, la base de la poesía es el ritmo.


http://darabuc.wordpress.com/


6. ¿Nos recomienda un libro y por qué?
El más bonito y sugerente que he visto este año es Korokoro, de Emilie Vast. El que nunca falta en mi maleta de cuentos es La bruja Rechinadientes, de Tina Meroto y Maurizio Quarello. El favorito de mi hija es La higuera de Pelostuertos, de Ana G.ª Castellano y Mikel Mardones. Yo vivo de otra manera desde que leí Chamario, de Eduardo Polo y Arnal Ballester. Podría decir tantos...



7. ¿Cuál era su cuento favorito de pequeño?
No recuerdo ninguno en particular. Probablemente lo que más disfrutaba eran las series de cómic, como Lucky Luke, y las novelas de animales, como Rovelló, Negretxo, el fantástico Jack London, las aventuras.. Verne fue el primer autor cuya obra quise coleccionar. 



8. ¿Qué le preguntaría a su autor favorito?
Quizá nada. No soy mitómano. Lo que quisiera es darle más tiempo y condiciones para que siguiera trabajando con entera libertad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario